Menu
RSS

La culpa es del mensajero

La culpa es del mensajero - 5.0 out of 5 based on 5 votes

 

Por: D´mar Córdoba Salamanca

Como diría nuestro director al empezar la emisión de este 23 de mayo, la culpa la tiene el mensajero, y no el mal gobierno del presidente Juan Manuel Santos al que nada le importa, solo su vanidad.

En las últimas horas, nuevamente el presidente Juan Manuel Santos se fue lanza en ristre contra los periodistas del país por informar con la verdad sobre entre otras cosas, la crisis económica del país, que tiene a gran parte de los sectores en paro nacional.

El presidente Juan Manuel Santos, que más se lo pasa por el mundo inaugurando embajadas, visitando presidentes y recibiendo premios de paz, desconoce de manera descarada que hoy Colombia es un país donde solo el 20% de los connacionales cree que vamos por buen camino, y el 75% cree lo contrario.

El mandatario de algunos colombianos, desconoce que sectores como el de la Rama Judicial, Ministerio del Trabajo, Educadores, INPEC, Taxistas, los habitantes del Chocó y Buenaventura están en paro hoy y a la espera de soluciones a sus peticiones; para los que recuerdo, “no hay plata!”.

Pero como no tiene argumentos para explicar su pobre gerencia, decide el presidente entonces descalificar a los periodistas en Colombia diciendo que los únicos culpables de lo que pasa en el país, son los medios de comunicación que solo entregan noticias negativas.

Presidente Santos el culpable no es el mensajero, pues la realidad que vivimos es bastante peor de lo que usted dice o se imagina. Lo invitamos a ver los temas del país y no solo a atender los requerimientos de las FARC.

 

 

 

Read more...

¿Los bandidos están desesperados y por eso matan a nuestros policías?

¿Los bandidos están desesperados y por eso matan a nuestros policías? - 4.2 out of 5 based on 5 votes

Por: @dmarcordoba

 “Matar policías es un acto desesperado de los mafiosos” así respondió el general Jorge Hernando Nieto a El Espectador, en una entrevista donde se le preguntó por la escalada terrorista en contra de la policía nacional donde en 25 días van 12 policías asesinados y más de 27 heridos. 

Según el general lo que está pasando es que las bandas criminales están ejecutando acciones contra la policía, para detener la operación Agamenón que tiene por objetivo neutralizar bandas criminales y guerrilleros dedicados al narcotráfico en el país.

Aunque las cifras y acciones demuestran lo contrario, dice el General Nieto que Los capos, están huyendo y debilitados por la presión de la policía.

El general Nieto habló del éxito de los operativos de la policía contra el narcotráfico y dijo que en dos años de su ejecución, han desmantelado más de la mitad del Clan del Golfo, capturado a 1.300 de sus integrantes y abatido a 53 de sus cabecillas.

En otra de esas respuestas, increíbles, dice el general Nieto que están trabajando para evitar que las Bandas Criminales lleguen a las zonas donde antes operaban las FARC.

Todos los colombianos de las zonas donde las FARC hacen presencia saben que desde esos 26 “pueblitos de paz”, siguen de la mano con sus socios de bandas criminales controlando el narcotráfico. 

Así que no se trata de evitar la llegada de las BACRIM, porque nunca se fueron y por el contrario aprovecharon que las FARC logró que no fumigaran y menos que se ejecutara erradicación contra la coca que hoy debe ser de más de 200 mil hectáreas sembradas. 

Con el respeto que nos merece este oficial de nuestra policía nacional, a nadie le cabe en la cabeza que si los capos están asustados y desesperados puedan pagar dos millones de pesos por cada policía asesinado y sigan imponiendo su ley en gran parte del país. 

 

Read more...

Venezuela: de la riqueza a la miseria

Por: Roberto Rave Ríos

Hace algunos días recibí la visita de una de las tías de mi papá, una de las tantas colombianas que partió hacia Venezuela en la década de los 70’s cuando este país era la esperanza económica de la región. Muchos colombianos lo hicieron, las cifras oficiales hablan de una migración  de casi 200.000 personas durante ese período de tiempo, cifra que fue acrecentándose a medida que se intensificaba el conflicto en nuestro país. Se estima que, para la época, Venezuela era casi tan boyante como las potencias nórdicas, el crecimiento de su PIB era el de un país desarrollado y la producción de bienes y servicios nada tenía que envidiarle al resto del mundo. 

Venezuela Saudita, como era llamada, se potenció con el auge del petróleo, al igual que sus compañeros de la Opep. Sin embargo, la bonanza petrolera generó una desmedida confianza económica sustentada en tener la mayor reserva probada de petróleo del planeta. Como bien mencionaba el político y catedrático venezolano, fundador de la Opep, Juan Pablo Pérez Alfonso, Venezuela fue tocada por la maldición del “excremento del diablo”, término que hace referencia al declive de la economía a partir de la dependencia del petróleo. Al respecto expresaba también el reconocido escritor venezolano Arturo Uslar Pietri: “Colón descubrió a Venezuela, Bolívar la liberó y el petróleo la pudrió”.

La bonanza petrolera impulsó el centralismo en el manejo de los recursos estatales e hizo viable el ingreso “triunfal” del socialismo con sus políticas centradas en los subsidios y caracterizadas por redes clientelistas que mantienen las dictaduras en el poder a cambio del enriquecimiento de unos pocos. Como bien menciona el expresidente Uribe: “Otro hubiera sido Chávez sin los recursos del petróleo”. El descenso en los precios del crudo desató una crisis humanitaria en Venezuela, contenida por la especialidad de los dictadores: la represión. 

En Venezuela se fracturó la institucionalidad, no existe relación alguna, aparte del subsidio o del accionar represivo de la guardia bolivariana, entre el Gobierno central y sus ciudadanos. La gente pasa hambre y los empresarios sobreviven a la inflación más alta del mundo y al riesgo constante de ser intervenidos por el Estado o robados por los ciudadanos desesperados. 

Necesitaría varias columnas para explicar por qué Noruega es un país próspero y Venezuela es todo lo contrario. Noruega logró construir uno de los fondos de ahorro más grandes del mundo con el dinero del petróleo, denominado fondo de ahorro intergeneracional. Además, diversificó su economía. Venezuela derrochó el dinero del petróleo y, tocada por el populismo de Chávez, masacró la empresa privada y durmió a su pueblo con subsidios. Finalmente debo resaltar y expresar mi profunda admiración por el heroísmo que han mostrado las mujeres y los jóvenes universitarios de Venezuela. Hoy, más que nunca, nuestros hermanos venezolanos requieren de las voces de todos nosotros, del apoyo internacional y de la coherencia y firmeza diplomática de los países democráticos.

Read more...
Subscribe to this RSS feed